sábado, 27 de agosto de 2016

# Aimyon # Mini-álbum

Nikumarekko Yo ni Habakaru (憎まれっ子世に憚る) - Aimyon (あいみょん) [02.12.2015]


¡Hola a todos otro día más! Aquí vuelvo con una nueva opinión y esta vez dedicada a una de las chicas que me encantó desde la primera escucha: Aimyon (en mis principios le puse una g al final, pero ya está más que confirmado que esa última consonante no existe en su nombre). Una chica con una voz y una potencia que me cautivó desde el principio, siendo una de las artistas que suelo seguir más o menos de cerca para ver si va mostrando algo de sus próximos lanzamientos o movimientos. 

Y después de tanto tiempo guardada en el cajón, hoy vengo con muchísimas ganas de hablar de ella y de su último lanzamiento hasta el momento, un mini-álbum, el cual lanzó a la venta a finales de 2015 y ya está, porque aún a día de hoy no hay noticias de que vaya a lanzar nada nuevo en el futuro.

Con ello, hoy vengo a hablar de Nikumarekko Yo ni Habakaru (憎まれっ子世に憚る), el segundo mini-álbum que la cantante ha lanzado durante su carrera. Fue el tercer y último lanzamiento que hizo durante el 2015, su primer año como artista, y como he comentado, el último que ha hecho hasta el momento, ya que no ha lanzado nada más y yo no he visto ningún tipo de confirmación para un próximo lanzamiento, por lo que nos tocará seguir esperando para ver qué está preparando.

Y para no liarme más, me queda decir que este segundo mini-álbum se lanzó a la venta el pasado 02 de diciembre de 2015. A continuación os dejo con la información sobre el mismo y después con mi opinión.

Información sobre el mini-álbum: 

Este Nikumarekko Yo ni Habakaru se lanzó a la venta en una sola edición compuesta solamente por el CD y el cual contiene el total de siete canciones.

Como me suele pasar con este tipo de artistas, me disculpo por si la transcripción de los títulos no es la correcta. Si encontráis algún fallo, no dudéis en hacérmelo llegar para que lo modifique.

00. Edición única (LACD-0268)

01. Douse Shinu Nara (どうせ死ぬなら) 
02. 19 Sai ni Naritakunai (19歳になりたくない) 
03. Sukitte Itte yo (好きって言ってよ) 
04. Doron da Go no Tensai Ita yo ne (泥だんごの天才いたよね) 
05. Oppai (おっぱい) 
06. Watashi ni Kareshi ga Dekinai Riyū (私に彼氏ができない理由) 
07. Horoyoi (ほろ酔い) 

Para la promoción de este mini-álbum, la cantante subió a su canal de youtube el MV de Douse Shinu Nara y, sinceramente, no tiene ningún despercidio, así que aquí os lo dejo para que podáis escuchar la canción y conocer un poco a Aimyon si aún no lo habéis podido hacer.


Y como siempre, tras el salto encontraréis mi opinión sobre este lanzamiento de la cantante.

Opinión personal: 

Ya había ganas de poder dedicarme a este segundo mini-álbum de esta jovencita. El primero me dejó con muy buen sabor de boca y ya tenía muchas ganas de poder escuchar con atención este Nikumarekko Yo ni Habakaru, ya que es cierto que no me he dedicado a él tanto como quisiera, así que a ver si a partir de ahora hace que sus minutos suenen más en mí, que de verdad que lo que recuerdo tiene muy buen sonido.

01. Douse Shinu Nara (どうせ死ぬなら) 

Douse Shinu Nara es la pista que se encarga de abrir este mini-álbum. Una pista que me parece potente y que, de alguna forma, me hace sentir que esta chica crece con cada canción. Me gusta la energía que tiene la pista, la fuerza con la que la dota la voz y, sin saber muy bien cómo explicarlo, me gusta ese sentimiento puro que me llega tras cada escucha. Siento que tiene una serie de sentimientos guardados que van saliendo a ratos y quizá por eso esta pista me llama a perderme en ella, a dejarme empapar por su instrumentalidad, por su voz y por, como he comentado, su sentimiento y fuerza.

Sin duda, es una pista larga que dura unos cinco minutos, pero tiene esos cambios de ritmo que hace que mi cabeza -más o menos acertados- vaya creando uniones con otros artistas, ya que a veces parece que escucho a la Abe Mao atrevida y a veces parece que instrumentalmente mi cabeza se va hacia Kyary Pamyu Pamyu por ciertos toques que les da... Esos cambios, más ese punto personal con la propia Aimyon se encarga de nutrir esta canción, hace que la pista se me haga amena y a veces hasta ciertamente corta. Aún así, admito que tras unas cuantas escuchas, la frescura que me da la canción se me ve algo diluída por la duración. 

No añadiré nada nuevo al hablar de la interpretación vocal. Sabéis que soy una enamorada de la voz de esta chica y aquí me encanta el papel que lleva a cabo con esos cambios leves de registro que noto. Me gusta como se liga a la perfección con la instrumentalidad (aunque yo soy de las que siento que lo último va tras la voz, la sigue). Esto último me parece una maravilla a mis oídos con esa viveza, con esos cambios de fuerza que hacen que la canción vaya avanzando sin agotar. Los elementos que tiene y como los van alternando según el momento me parecen muy agradables y creo que están bien integrados en la pista.
Así que me parece que han hecho un buen trabajo en como llevan los diferentes momentos y como los elementos que conforman esta primera pista van teniendo su momento sin romper con la línea de la canción. Sus cambios son casi imperceptibles si no estoy pendiente, notando como vamos cambiando de ritmo, dotándose así de ese dinamismo que hace que la canción no se me haga pesada y la pueda disfrutar varias veces seguidas.

Me parece una pista más que adecuada para abrir este mini-álbum. Es una canción con una frescura que te anima a perderte en ella, a dejarte empapar de sus juegos instrumentales y de esos sentimientos que he comentado que me parece que hay. Un muy buen trabajo el que aquí han hecho, de verdad lo creo.

02. 19 Sai ni Naritakunai (19歳になりたくない)

Pasamos ahora a 19 Sai ni Naritakunai, una pista que por alguna razón me llena de cierta tristeza, pero es como una especie de tristeza melancólica y eso que no es una canción que esté trabajada para entristecerte y emocionarte, mas tiene ese sentimiento que entra en mi y me hace pensar en cosas personales y ya a partir de ahí, la canción juega conmigo a su antojo

Con Aimyon siento que me empieza a pasar como con Kuroki Nagisa, que son artistas que hacen unas canciones muy profundas, como demasiado interiores y consiguen que al dedicarme a ellas, ese interior entre en el mío y haga la canción como algo mía, sintiéndola con mis vivencias, por lo que consiguen que no sepa qué decir de ellas, qué es lo que realmente siento cuando me estoy dedicando a ellas, cuando me estoy perdiendo en ellas. Supongo que en estos casos, pocas palabras bastan y si uno está dispuesto, podría dedicarse a ella y disfrutarla. 

Es una pista lenta en medida, con ciertas rupturas de ritmo que hacen que la pista vaya avanzando y no se sienta una canción densa -aunque no lo es en general. Sí que me parece que es una canción profunda, pero no pesada. Una pista que va avanzando poco a poco, que permite que se disfrute sin prisa, que te pide disfrutarla con los ojos cerrados y dejándote llevar por ella. 

Aimyon vuelve a parecerme que está genial con su interpretación vocal, sabiendo llevar muy bien su voz y sabiendo mantenerse en la línea de la instrumentalidad, la cual también me parece muy bien trabajada, consiguiendo que todos los elementos se unan entre ellos para guiarte durante los casi cinco minutos que dura. 

Me llama a perderme en ella y a dejar pasar el tiempo mientras la escucho.

03. Sukitte Itte yo (好きって言ってよ) 

Pasamos ahora a Sukkite Itte yo, una pista que inicialmente me parece una sorpresa. Será el ritmo de la guitarra con la unión con la voz o ese toque de pueblo oeste, no lo sé, pero por alguna razón iniclamente me atrapa, aunque no lo suficiente como para que esta tercera canción me convezca, ya que pronto empieza a hacérseme más y más densa según va avanzando (aunque luego lleve a cabo ciertos cambios en el uso de la voz y se haga algo más llevadera)

Como acabo de comentar, es una pista que, al contrario que comentaba en la pista anterior, sí se me hace densa y eso que está compuesta por la voz, guitarra acústica y leves toques de guitarra eléctrica, mas tiene una pausa, una lentitud que consiguen que sus casi cuatro minutos se me terminen por hacerme demasiado pesados según van avanzando, aunque mentiría si dijese que tras unas cuantas escuchas, ésta no va adquiriendo cierta gracia que empieza a agradarme. Quizá es que sólo le hace falta unas cuantas escuchas para ir haciéndote a ella.

Estamos ante la canción más lenta hasta el momento. Aimyon hace un buen trabajo interpretando (la parte final de la canción me encanta), mas sí que es cierto que la hace demasiado lineal durante casi toda la canción y creo que ahí está la pesadez de la pista, que apenas hay cortes de ritmo, y que los que hay se dan levemente para darle dinamismo y al final, parece que la canción no está avanzando. Sólo veo dicho cambio cuando llegamos en la recta final, que Aimyon le da más fuerza a su voz, rompiendo con el ritmo visto desde el principio.

Una pena porque cuando la escuchas unas cuantas veces seguidas notas que hay oro debajo, que tiene esa magia de la cantante, pero que -a mi gusto- no se ha sabido sacar. La verdad es que es una pena, porque no siento que sea una canción que me llame para quedarme con ella.

04. Doron da Go no Tensai Ita yo ne (泥だんごの天才いたよね)  

Creo que se es consciente de la densidad que tiene ese Sukitte Itte yo que pasamos a una pista que desde el segundo cero ya te está despertando con un silbido, con una instrumentalidad con energía y con una interpretación rápida inicial por parte de la cantante.

Aunque es una pista que disfruto, es cierto que me parece demasiado plana. Tiene una serie de cambios en su composición, unos pequeños cortes de ritmo y de interpretación que se agradecen, ya que inicialmente parece que va a ser una pista con mucho que ofrecer, pero que siento que se ha quedado a las puertas. Aimyon hace una buena interpretación, me gusta como alterna su interpretación rápida con la lenta, adaptándose al momento. Me gusta como sube y baja el tono de voz, pero a la larga se me acaba haciendo demasiado plana una vez se une con la instrumentalidad

Esta canción me gustaba mucho más inicialmente, cuando apenas la había escuchado, mas tras unas cuantas escuchas (ya no seguidas) su gracia no me termina de entrar. El silbido acaba perdiendo su gracia tras unas cuantas escuchas y la intrumentalidad parece que nunca cambia, perdiendo su toque tras unas escuchas seguidas. Tiene sus cambios de ritmo, pero no es suficiente para mí porque en líneas generales, siento que se repite demasiado y aunque -para mí- la voz salva de aburrirme, no puedo evitar sentir que estoy escuchando lo mismo todo el rato. Es una pena porque aunque me gusta la pista, no es una canción que me llame a disfrutarla mucho, pero porque creo que no es una pista que sea para disfrutar en soledad porque ese silbidito y esa esencia inicial me tienta a escucharla cuando estás con más gente, aunque después siento lo comentado, que pierde su fuelle, su fuerza.

En lo personal, no me parece una mala canción, pero sí que le falta esa chispa que no haga que tras cada escucha la canción no avanza, no evoluciona. Sigue una línea y lo sigue durante cuatro minutos y poco sin apenas cambios. Suerte que no se me hace pesada tras cada escucha.

05. Oppai (おっぱい)

Volvemos a cambiar de registro y pasamos a una pista que inicialmente parece que nos encontramos ante una balada densa, de las que van pesando tras cada escucha, no obstante, nos encontramos ante una pista que va alternando ese tono con uno más circense y la verdad es que le queda bastante bien. Si no prestas atención y sólo te dejas llevar, no te das cuenta de que estás pasando de un registro a otro, cosa que se me hace bastante disfrutable.

Es una canción que me va ganando tras cada escucha por su sucesión de registros. Como he comentado, se van alternando de forma perfecta. Si no estás atento, pasan sin que te percates y cuando te despiertas te preguntas si esta es la misma canción que había empezado con ese tono tan lento. De verdad que para mi gusto se hilan a la perfección estos cambios, ya que no recurren a los cortes bruscos o al aumento de fuerza para llevarlos a cabo -en el estribillo se aprovecha para presentarnos ese sonido circense comentado-, sino que se siguen uno a otro o sus elementos van entrando con suavidad, manteniendo la misma fuerza, lo que hace que se vayan llevando a cabo de forma natural. 

Aimyon me parece que hace un buen trabajo, adaptándose al momento en el que está y sabiendo guiar a la instrumentalidad para empezar el cambio; por lo que poca cosa añado nueva sobre su trabajo. 

El trabajo instrumental me encanta. Es lo que más me atrae de la pista y lo que más me pierde de la misma. La voz, en mi caso, acompaña a la misma -aunque haya comentado que la guía-, pero es que yo me pierdo por completo en esos cambios. Son lo que más me divierten y, además, cuentan con una serie de elementos que acompañan y que le añaden puntos a esa pérdida en la misma. 

Este Oppai es una pista larga, de cinco minutos y medio casi, pero se suele pasar rápida gracias a esos cambios que he comentado, aunque es cierto que creo que tampoco tiene un aguante como para escucharla demasiado rato. Es entretenida, pero también tiene esa lentitud que puede acabar aburriendo tras unas cuantas escuchas. Aún así, creo que se deja disfrutar bien durante sus escuchas.

06. Watashi ni Kareshi ga Dekinai Riyū (私に彼氏ができない理由)

Vamos cerrando este segundo mini-álbum de la cantante y nos encontramos ya en la penúltima canción del mismo. Esta sexta canción vuelve a despertarnos con una energía viva y se me asemeja a Doron da Go no Tensai Ita yo ne, ya que rompen de una forma similar con el estado en el que nos han dejado anteriormente. No obstante, este Watashi ni Kareshi ga Dekinai Riyū, aunque también noto que sigue una misma línea y que tiene pocos cambios (alguno más que en la otra pista), tiene más viveza y se disfruta más. Tiene una energía positiva que me nutre mientras la escucho. Me siento mejor y siento que poco a poco me he ido renovando, viendo las cosas de una forma más alegre, más positiva.

Esta penúltima pista se me pasa rápida por varios motivos: el primero porque es la más corta del álbum (por poco segundos) y no llega a los cuatro minutos; pero es porque tiene esa energía alegre y suave que me entra y hace que la canción se me pase de forma rápida, sin percatarme. No tiene un ritmo rápido, pero sí que tiene esa fuerza que hace que vaya pasando casi sin percatarte. Es una pista ligera que se deja escuchar sin que te canse el oído y puedas dejarte llevar por ella.

Me gusta la interpretación que hace aquí la cantante. Interpreta de forma que se hace amable y agradable, siguiendo una línea en la que no rompe mucho con el tono, lo que hace que entre bien.
Instrumentalmente también me gusta mucho como está llevada. Me parece que todos los elementos se ligan a la perfección para dotarle a la pista ese toque divertido que tiene la pista, haciendo que la disfrute bastante bien. Además, tiene una sensación de ser una canción fácil, pero al prestar atención te puedes percatar de que no lo es, y eso ya sabéis que me gusta mucho.

No sabría añadir mucha cosa más. Es una pista que disfruto bastante y que me permite pasar un pequeño rato entretenida.

07. Horoyoi (ほろ酔い)

Y ponemos el punto final con Horoyoi, una pista acústica que tiene un sentimiento que, en lo personal, me gusta, pero que admito que no es una canción que pueda disfrutar de forma muy seguida. 

Horoyoi, como he comentado, es una pista acústica en la que Aimyon nos deleita solamente con su voz y una guitarra, elementos que a mi ver, casan bastante bien. Las canciones acústicas siempre suelen agradarme bastante y con este Horoyoi no ha sido menos. Me gusta como la cantante se luce en partes, dejándonos disfrutar de su voz y de una interpretación buenas, siendo para mí un gustazo disfrutar de esas alzadas de tono o de esos leves juegos de voz que hace. 

Por lo que, si me gusta, dónde está el problema. Para mí, el problema está en su duración. Son casi seis minutos de pista, lo que hace que escucharla de forma seguida, a mí, se me acabe por hacer densa de más. Es una canción profunda, pero que no está hecha para que la disfrute demasiadas veces seguidas. Es una pista que disfruto bien, que no me importa dedicarme a ella, mas que termina haciéndoseme densa según va pasando y por eso he comentado que no es una canción que pueda disfrutar de forma muy seguida. La puedo disfrutar, puedo dedicarme a ella una vez, mas no creo que pudiese más veces ese mismo día. Es de esas pistas que para mí son de escuchas selectas porque demasiado seguida hace que se me haga demasiado pesada y, sinceramente, siento un sentimiento que no quiero que pierda la canción en mí. Además, esta pista según el momento, me entra mejor o peor, por lo que es una pista que encima requiere que esté en un estado para disfrutarla mejor (un poco como me suele pasar con Aimer).

Es un tema que se agradece y que no le va nada mal para cerrar el álbum, dejándonos con una pista profunda y sentimental. Aimyon quiere lucir su voz y quiere lucirse ella para dar el punto final y una pista acústica me parece una buena opción, además, hace que el empezar a escuchar el mini-álbum suene más potente, por lo que me parece bien elegida para dar el final a este Nikumarekko Yo ni Habakaru.


Conclusión: 

Le tenía muchísimas ganas a este Nikumarekko Yo ni Habakaru y a Aimyon y no me siento decepcionada. Sigo sintiendo que esta chica tiene una fuerza y un sentimiento que me gusta bastante, los cuales me hacen disfrutar muchísimo de los minutos que me aportan y me quede con las ganas de querer seguir escuchando más cosas de ella, cosa que tiene mucho mérito.

Es un mini-álbum que sé que disfrutaré bastante y que siento que está bien equilibrado, alternando las diferentes fuerzas para hacer un dinamismo dentro del mismo y así conseguir que su media hora pase sin que se haga pesado y pudiendo repetirse su escucha casi sin cansarte del todo, aunque admito que a ratos, cuando lo pienso calmada, siento que el mini-álbum va perdiendo parte de la fuerza inicial que nos muestra, como si se quedase en el camino. Mas aún así, es un lanzamiento que sé que disfrutaré y que me dará para muchos minutos.

Y como siempre, si tenéis media hora y queréis dedicársela, yo creo que os podrá llamar la atención, porque la veo una chica con una fuerza y un sentimiento que da gusto disfrutar.



Así que como siempre, si os ha gustado el mini-álbum y queréis apoyar el trabajo de la cantante, el álbum está tanto en YesAsia como en CDJapan, por lo que aquí os dejo con los enlaces por si queréis adquirirlo:

00. Edición única [YesAsia] | [CDJapan]*

* Por el momento no me llevo ningún tipo de comisión para mis compras en la página si compráis el artículo a través del enlace puesto. Y tampoco me hago responsable de las compras que cada uno pueda llevar a cabo desde los enlaces adjuntados.
** Información extraida de la página oficial de la cantante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, siéntete libre de dejar tu comentario, pero siempre de manera respetuosa. Tu opinión será bienvenida. ¡Saludos!

¡Sígueme en @_Zaibi !