viernes, 27 de mayo de 2016

Sara, ¿qué pasa que no actualizas?

Hola a todo el mundo. Aquí estoy de vuelta y, lejos de lo que comenté en la última publicación de facebook, no lo hago con ninguna crónica de ningún concierto (la cual tengo casi lista). 

Ya habéis notado mi ausencia en el blog. Ya habéis visto que no actualizo como antes, que las cosas se me acumulan, que se confirman nuevos lanzmientos, nuevas cosas y que yo, lejos de aparecer, desaparezco... Soy la más afectada de todo. Quiero, pero no puedo. Hace meses tuve que mudarme de nuevo, empezando una nueva etapa que, sinceramente, me empieza a superar. La música siempre ha sido mi vía de escape y desde que tuve que empezar de nuevo otra vez, me es imposible dedicarme a ella. No tengo tiempo, no tengo intimidad ni ganas. 

Sólo puedo dedicarme a ella por la noche y a la una de la mañana estoy demasiado cansada como para ponerme a escribir. No estoy concentrada y encima comparto habitación. Las cosas no se me han puesto fáciles para publicar en el blog y me da pena, me entristece pensar en todas las oportunidades que estoy perdiendo. Me digo, este domingo me pongo, que estoy sola y puedo, pero entonces todo cambia y no puedo dedicarme al blog. 

Quiero escribir, quiero escuchar música como antes, quiero entrar en el blog, con mi música fuerte y dejarme llevar con lo que me transmite, pero, por desgracia, no me es posible. Hay tantos grupos y artistas que quiero traer y que no puedo... Hay tantas cosas que tengo pendiente por mostrar y tampoco puedo traerlas, por breves que sean, soy tan perfeccionista que puedo dedicarme toda una tarde en ello. 

Y lo siento, siento si hay gente que sigue el blog y que se siente decepcionada porque no estoy dando lo mejor de mí. Siento por este rinconcito, que no está siendo todo lo mimado que debe ser. Confío y deseo que esto cambie pronto, que pueda dedicarme más a la música y a este lugar, porque lo quiero, lo quiero de verdad. Estoy activa en twitter y en el fan club que tengo, pero porque son cosas que no me piden tener una gran atención en ellas. 

Hace tiempo que arrastro esta breve entrada, pero siempre te queda la idea de que quizá, las cosas cambien antes de lo que una espera y pueda evitar crearla. No es una despedida, ni mucho menos. Quiero seguir con este blog porque ya es un lugar muy importante para mí. He conocido a gente, a artistas y grupos que me llenan, he dedicado importantes minutos en él y no me quiero ir. No aún. Esta entrada es simplemente para avisar de mi ausencia, de que las entradas y las opiniones, por desgracia, se verán más espaciadas de lo que me gustaría. Publicaré siempre que pueda, que tenga un hueco y espero que poco a poco, estas aguas que se han desviado, vuelvan pronto a su cauce y pueda disfrutar de mis momentos como antes.

Echo de menos este lugar. Con todas mis fuerzas y, aunque sé que estará aquí siempre, esperando a que vuelva, me siento mal por dejarle tanto tiempo ausente.

No me voy. No hay adiós, sólo pequeñas pausas pesadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, siéntete libre de dejar tu comentario, pero siempre de manera respetuosa. Tu opinión será bienvenida. ¡Saludos!