domingo, 22 de abril de 2018

DAWN - Aimer [29.07.2015]

22:47 0 Comments

¡Hola a todos otro día más! Aquí estoy de vuelta con una nueva entrada la cual, después de un importante especial y de una crónica, se echaba muchísimo en falta. ¡¡Hoy vuelvo con una nueva opinión!! Estoy emocionadísima por muchas cosas, por traer una nueva opinión y por como habréis podido ver, porque vengo acompañada de Aimer, intentando así ponerme al día con todos aquellos lanzamientos que ¡desde 2015! están esperando salir del cajón y poder ver un poquito la luz de este lugar mío. 

Y es que, además de porque quiero ponerme al día, últimamente siento que tengo mucho mono de Aimer y de su música. Siento que estoy en un momento en el que conecto a la perfección con sus canciones y, sinceramente, no quiero dejar pasar esta oportunidad. Por lo que con todo eso, hoy por fin le ha tocado el turno a DAWN, su tercer álbum, y con el cual cerraba su año 2015.

Dicho álbum salió a la venta el 29 de julio, un mes y poco después del lanzamiento de Brave Shine, su octavo single y el cual comenté en su día [aquí]. Ella siguió con su carrera después y en 2016 tuvo un boom musical por la cantidad de singles que sacó y que, además, acompañó con un nuevo álbum -el cual llegará en un futuro aquí-. 2017 fue algo más calmado, pero para mí, lo marcó con el lanzamiento simultáneo de sus dos primeros best. Vamos, que me queda Aimer para rato... Y eso me gusta mucho. 

No voy a liarme más en esta introducción, que me conozco, por lo que quiero pasar ya a comentar este DAWN, álbum al que desde ya os digo que le tenía y tengo muchas ganas, por lo que hoy por fin ha llegado su día. Así que si más os dejo ya con la información del álbum:

Información sobre el álbum: 

DAWN salió a la venta en tres ediciones diferentes, siendo una su edición regular compuesta por su CD, y las otras dos ediciones limitadas, ambas compuestas por el CD y por el contenido digital, que en esta ocasión distribuyó en los dos formatos conocidos actualmente: DVD y DB.

Así, con 13 pistas en total, el tercer álbum de Aimer salió a la venta en tres ediciones diferentes.
01. Edición regular (DFCL-2154)
01. MOON RIVER -prologue-
02. Believe Be:leave
03. Kimi wo Matsu (君を待つ)
04. broKen NIGHT
05. Noir! Noir!
06. Re:far
07. AM04:00
08. Dareka, Umi wo. (誰か、海を。)
09. LAST STARDUST
10. Brave Shine
11. Kizuna (キズナ)
12. DAWN
13. MOON RIVER
02. Edición limitada A (DFCL-2150~1)
 -CD-
01. MOON RIVER -prologue-
02. Believe Be:leave
03. Kimi wo Matsu (君を待つ)
04. broKen NIGHT
05. Noir! Noir!
06. Re:far
07. AM04:00
08. Dareka, Umi wo. (誰か、海を。)
09. LAST STARDUST
10. Brave Shine
11. Kizuna (キズナ)
12. DAWN
13. MOON RIVER

-BD-
01. MV de Believe Be:leave
02. MV de Kimi wo Matsu
03. MV de broKen NIGHT
04. MV de Dareka, Umi wo.
05. MV de Brave Shine
06. Hoshi no Kaeta Yoru ni from Live at anywhere vol.23 (星の消えた夜に from Live at anywhere vol.23)

03. Edición Limitada B (DFCL-2152~3)
 -CD-
01. MOON RIVER -prologue-
02. Believe Be:leave
03. Kimi wo Matsu (君を待つ)
04. broKen NIGHT
05. Noir! Noir!
06. Re:far
07. AM04:00
08. Dareka, Umi wo. (誰か、海を。)
09. LAST STARDUST
10. Brave Shine
11. Kizuna (キズナ)
12. DAWN
13. MOON RIVER

-DVD-
01. MV de Believe Be:leave
02. MV de Kimi wo Matsu
03. MV de broKen NIGHT
04. MV de Dareka, Umi wo.
05. MV de Brave Shine
06. Hoshi no Kaeta Yoru ni from Live at anywhere vol.23 (星の消えた夜に from Live at anywhere vol.23)
Y como siempre, os dejo ahora con una de las canciones que conforman este DAWN. No es que me haya costado mucho decidir, pero por suerte, Aimer tiene VEVO por lo que podemos disfrutar de algunos de sus MVs y de sus PVs que en lo personal algunos me parecen una completa maravilla.

Así que he decidido dejaros con el MV de Believe Be:leave, la segunda canción que compone este álbum y que no tiene desperdicio, disfrutadlo. 


Y no me lío más, así que vamos ya a comentar este DAWN

Opinión personal: 

Por fin puedo dedicarme a este nuevo álbum de Aimer, el cual ya digo que he dejado estar porque la música de esta artista, en términos generales, me tiene que entrar en su tiempo. No es una música que siempre esté disponible para mí por lo que prefiero dejarla estar hasta que veo que ha llegado el momento de disfrutarla y por fin, tras tanto tiempo, le ha lllegado el momento a DAWN, así que sin liarme mucho más vamos a ello.

01. MOON RIVER -prologue- 

DAWN se abre con este prólogo de MOON RIVER, canción híper-mega conocida de la película Desayuno con diamantes y que Aimer interpreta de una manera preciosísima. Su voz es preciosa y le da una tonalidad y una sentimentalidad que hace que sus dos minutos, acompañados con ese piano en su mayoría, sean una delicia. Y hablo del piano, mas no puedo obviar al xilófono inicial que le aporta un detalle digno de mención.

De verdad que es un inicio preciosísimo para el álbum porque no es sólo una versión, es una muestra del estilo que Aimer tiene y no tiene desperdicio ninguno el empezar a sentir qué es lo que nos quiere demostrar esta chica en las próximas canciones. Una maravilla, de verdad.

02. Believe Be:leave 

El prólogo me deja en un estado de paz que se rompe cuando Believe Be:leave hace acto de presencia y no sabéis lo que disfruto este contraste, porque inicialmente parece que vamos a encontrarnos con otra canción tan pacífica como el prólogo, mas no, Aimer nos sabe despertar con una canción potente en cuanto a sentimentalidad.

Porque sí, porque si hacemos el contraste esta segunda pista parece una canción súper potente gracias a sus primeros acordes iniciales, no obstante tampoco es una canción demasiado fuerte en cuanto fuerza instrumental, pero sí en cuanto a sentimentalidad, tal y como he comentado. Believe Be:leave es una canción que me renueva por completo que, sin mucho, hace que quiera comerme el mundo, que confíe en mis pasos, que me ponga en marcha ya en lo que quiero hacer y eso, para mí, hace que la canción gane muchísimo. 

Me encanta como Aimer ha interpretado la pista, consiguiendo que aunque mantenga el mismo tono que rompe en los estribillos con esos leves juegos vocales, la instrumentalidad se amolde a ella y entre ambos elementos hagan una canción nada pesada, suave y con una potencia que hace que sólo quiera disfrutarla una y otra vez. Por último, no quiero olvidarme de los coros, los cuales me parecen muy bien compuestos e integrados en la canción, consiguiendo que no se hagan pesados, que se hagan notar y que sí sirvan de apoyo al pasar de la pista. Una maravilla.

No puedo dejar pasar el hecho de que Believe Be:leave tiene un elemento que me parece súper interesante y que si se hace bien hace que una canción tenga muchísima vida: los detalles. Aunque es cierto que esta canción no tiene muchos cambios estructurales, tiene los necesarios como para que la misma vaya pasando sin que yo me aburra, mas, además, han sabido añadirle ciertos elementos que se hacen visibles según tu nivel de atención y eso, a mi gusto personal, le aporta muchísimo a la canción porque tienes la sensación de estar en completo descubrimiento siempre que te dedicas a ella, encontrando esto aquí y esto allá que antes no has sido capaz de notar.

Esta segunda pista me encanta, no me canso de ella y puedo dedicarme a ella durante un buen rato porque siento que me va limpiando cuanto más me dedico a ella. Me gusta muchísimo el trabajo que aquí han hecho y lo que a mí me consiguen transmitir. Una pista pausada, con fuerza, con viveza y con muchísima sentimentalidad. 

03. Kimi wo Matsu (君を待つ) 



En su día ya comenté este single digital que Aimer lanzó en 2015 [aquí], una canción profunda y que a día de hoy sigo disfrutando cuando necesito esa pista que entre dentro de mí y me haga temblar desde el interior. 

No añadiré nada nuevo y creo que mantengo bastante mi opinión inicial sobre la interpretación de Aimer y sobre como la instrumentalidad se hace a su voz, volviendo a guiarme por una canción suave, delicada y a la vez tremendamente profunda. Una maravilla a mis oídos.

04. broKen NIGHT 


Llegamos a la primera canción que escuché de Aimer y la cual, de primeras, no me atrapó. Fue una canción que cuando escuché dije que no era para mí, que no era para nada una pista de mi estilo y ahora, tras muchísimo tiempo la vuelvo a escuchar y sólo puedo cuestionarme en qué momento estaba para decirme eso. 

Igual es verdad que no es una canción que vaya a disfrutar tanto como Believe Be:leave, mas sí que es una pista que puede aportarme mucho por ciertos cambios tonales que la misma canción tiene. Me encanta cuando estamos llegando a la recta final de la misma y el tono vocal e instrumental cambia para tornarse más oscuro, más intenso. Y todo eso se consigue de una forma gradual sin apenas grandes cortes y creo que aquí estuvo mi error inicial con Aimer, en que no supe valorar dónde se encontraba la fuerza de esta pista, que radica en la sutileza de algunos cambios de la canción. 

Igual os cansaréis de leer los mismos halagos a la forma de trabajar de Aimer, pero de verdad que creo que tiene una forma de hacer la música -y su equipo- que hace que sus creaciones sean pura magia. Sus canciones me atrapan por completo y consiguen introducirme en tal estado de paz que es difícil despertarse después. La interpretación vocal, el contraste de los instrumentos y, de nuevo, los detalles que se añaden sutilmente hacen que todas las canciones que hasta el momento he disfrutado sean pura delicia a mis oídos. 

broKen NIGHT es una canción que disfrutaré cuando sienta que quiero dejarme llevar sin mucha potencia, con una pista que te lleve a otro plano y -aunque suene extraño- me relaje mientras dejo que sus segundos vayan pasando. Además, nada tiene que ver el inicio de la misma con el final, son como dos pistas completamente diferentes y me gusta mucho ese detalle.

05. Noir! Noir! 

Para mi gusto, llegamos a la primera canción más comercial del álbum que, ojo, con esto no estoy diciendo que sea algo negativo porque la firma de Aimer está en ella, mas sí que es verdad que la noto como una canción más simple que el resto de las que hasta el momento se ha disfrutado en este álbum. Noir! Noir! para mí es como una pista de descanso que busca que te relajes, que te dejes llevar, pero sin hacerte hundir demasiado en la densidad sentimental que saben crear tanto Aimer como su equipo.

La canción no me disgusta en absoluto y no me molesta cuando termina y vuelve a sonar, por lo que no se me hace ni repetitiva ni cansina tras unas cuantas escuchas cosa que, como siempre digo, le da muchos puntos positivos. No obstante, pese a ser una canción suave que se mantiene en los contrastes sutiles incluso en sus estribillos y que se deja disfrutar bien, no es una pista que me incite a escucharla una y otra vez. La escucharé cuando escuche DAWN en conjunto, pero no de forma única porque sé que no terminaré por recordarla una vez pase ya que para mí no tiene la fuerza suficiente como para hacer que la recuerde.

A Noir! Noir! le falta algo. Sí, se mantiene en la línea de Aimer, pero no termina de hacerse valer por sí sola. No es una canción que me haya marcado lo suficiente como para recordarla una vez pase a la siguiente. Bonita, con estilo, pero sin saber hacerse notar.

06. Re:far 

Pasamos a Re:far, una balada que inicialmente me prometía muchísimo, me parecía que iba a ser una pista que iba a dejarme totalmente marcada, pero que se queda en una preciosa balada que juega conmigo y con mi forma de estar durante los cuatro minutos que dura porque no sé si tengo que emocionarme o si tengo que sentirme bien, como si fuera una canción que me va limpiando, tal y como sí que hacen otras canciones de Aimer en mí.

Esta canción sí que juega algo más con los contrastes, aunque de nuevo tengo que destacar que se hacen de forma pausada, sin grandes golpes de intensidad. Re:far son como dos pistas en una y me gusta como trabajan esa forma de alternarlas sin romper el estado en el que te deja inicialmente con esa pausa, con esa tranquilidad y con ese leve repiqueteo de fondo que parece que indirectamente quiere mantenerte así pase lo que pase. Me gusta esa transición y la composición de la canción en términos generales, no obstante es una pista que se me desinfla tras cada escucha. Me gusta su parte inicial y leves momentos, pero no me aguanta mucho y siento como poco a poco voy desconectando de ella para querer pasar a otra cosa. No es una canción que consiga atraparme y aún no termino de tener claro qué debo sentir frente a ella. Sí, la escucho y siento algo inicialmente, sin embargo noto como poco a poco todo se va difuminando y la canción se me queda en una pista que no consigue atraparme más allá de sus segundos iniciales.

La interpretación de Aimer también se me va desinflando según va pasando. Inicialmente me encanta la forma de interpretar, de llevarla y más o menos hasta la mitad de la canción me convence, pero luego empieza a adquirir un tono y una interpretación que a mí, en tono personal, no me gusta. Pero eso sí, que la interpretación vocal está ligada a la instrumentalidad se nota y noto como los elementos se ligan a la perfección entre ellos, mas a mí no me atrapan ni me convencen como conjunto.

Re:far era una canción que prometía mucho inicialmente, pero que luego se me ha quedado en nada y sé que es una pista a la que no me dedicaré de cara al futuro porque le falta mucho para transmitirme algo. Una pena.

07. AM04:00 

Despertamos de golpe con AM04:00, una pista que viene a la perfección para salir del estado en el que me había dejado Re:far, el cual no había sido muy bueno, por lo que se agradece que casi de golpe rompa con ello. Igual a mucha gente le parece una barbaridad, pero en esta canción, en según qué partes, mi cabeza piensa en Utada Hikaru. No quiero hacer ninguna comparación ni estoy queriendo crear historias que no son, pero a veces también me gusta que exista una fina línea que me haga pensar en cierto artista de golpe, y mucho mejor si hacía tiempo que no pensaba en él, aunque no ha sido así en esta ocasión. 

AM04:00 es una canción que se deja disfrutar bien las primeras veces, que tiene esa melodía pegajosa que entra en mi y -de nuevo- sutilmente se va haciendo conmigo a medida que pasa. Lo único malo que para mí tiene esta pista es que su fuerza, su potencia se va diluyendo por completo tras varias escuchas, lo que hace que parezca que tiene que estar ligada por completo a la anterior para poder disfrutarla en su totalidad, con esa potencia inicial que yo he recibido de golpe cuando he terminado de escribir sobre la pista anterior. Aún así, es una canción con más viveza, que se deja disfrutar muchísimo instrumentalmente y en la cual vuelvo a notar todos esos detalles que se van haciendo notar según tu nivel de atención en ese momento, nutriéndola aún más. 
Me encanta el detalle de las palmadas que nos acompañan durante casi toda la composición, pero que sobre todo se hacen notar en su máximo explendor al final de la pista, acompañando a la perfección al final de la pista.

Si pasamos al plano vocal Aimer vuelve a estar maravillosa, aunque de nuevo noto que a veces su voz me suena demasiado forzada en algunos falsetes que lleva a cabo, mas se rodea tan bien de la instrumentalidad que no termina de hacérseme estridente el detalle. Interpretativamente vuelve a hacerlo de maravilla en su línea tonal que rompe en el estribillo y que, además, se acompaña a la perfección con esos coros que se adaptan y brillan a la perfección durante su aparición. 

AM04:00 es una pista de contrastes que entra en mí, consigue que quiera moverme a su compás para luego relajarme y dejarme llevar con sus detalles. Me gusta mucho el trabajo que aquí han hecho.
 
08. Dareka, Umi wo. (誰か、海を。) 


Pasamos ahora a la que, para mí, es una de las mejores canciones de Aimer. Sinceramente, ya he contado mi historia sobre el primer contacto que tuve con la artista y estoy segura que en su día dejé escapar esta joya. Empecé -acabar es otra historia- a ver Zankyō no Terror y hasta que no escuché por primera vez este álbum, no le di la primera escucha en su día no me percaté de que su ending era de Aimer. Simplemente no me dediqué a ella y ahora, de verdad, no me la quitéis porque lo que me hace sentir es, simplemente, indescriptible. 

Cuando empecé a valorar a Aimer tal y como se merecía Dareka, Umi wo me hizo temblar la primera vez que la escuché. Ese inicio, esa oscuridad, ese sonido de repiqueteo sutil, como si la grabación estuviese mal durante casi toda la canción es completamente hipnótico y crea, junto al resto de elementos, una atmósfera opresiva, oscura y densa que te atrapa. Creo que esta canción es un claro ejemplo de como la densidad y la fuerza sentimental que Aimer consigue en su música es tal que parece que, aunque quieras, no te puedes alejar de este tipo de creaciones. 

Es una canción que si la comparo con otras de este mismo álbum tampoco tiene esa cantidad de detalles que, a simple escucha, se puede detectar. Es una canción mucho más simple, pero tiene los elementos correctos y puestos de la manera perfecta como para que sus cinco minutos pasen sin que te percates y pierdas por completo la sensación temporal, como me puede llegar a pasar cuando realmente me dejo llevar por ella. 

De nuevo, la sutileza es una mano que teje a la maravilla esta canción. Silencios, el repiqueteo, el añadido de los instrumentos, los coros y la voz, todo en cojunto se hila de tal manera que la escucha de la canción se hace deliciosa. Sólo hay un momento en el que esta sutileza desaparece y realmente la instrumentalidad rompe con la sensación anterior para darte un aviso de que la canción está llegando a su fin. 

Hablando en términos de interpretación vocal sólo puedo decir lo que adoro a Aimer en esta pista. Su voz a veces se desgarra, se nota que le da una fuerza mayor a lo que acostumbra, sin embargo, no pierde su tono, no pierde su elegancia y su guía durante la pista. Y los coros que lleva a cabo son una completa maravilla a los oídos.

Creo que queda claro que estoy completamente encandilada con esta pista y que no me canso de ella haga las escuchas que haga. Para mí es una canción que me maravilla por todos sus elementos y la sencillez que parece tener de primeras. Es, sin duda, una de mis canciones favoritas de Aimer.

09. LAST STARDUST 

Pasamos ahora a LAST STARDUST, una canción que rompe por completo con la esencia, con la atmósfera que Dareka, Umi wo. te deja. Inicialmente esta novena pista empieza muy bien porque nos encontramos ante una canción del estilo clásico en cuanto a rupturas -aquí no hay sutileza- y aunque en sus inicios no lo parezca, nos presentan a una pista calmada, con ese inicio tranquilo instrumental que se rompe antes de dar paso a la voz. Te rompe por completo con el sentimiento anterior, mas lo hace de forma suave para que el shock no sea demasiado terrible.

Ya sabéis que el rock es mi estilo con diferencia, que me encantan las canciones con contrastes y que cuanto más acentuado esté con sus energías, mejor. Pues LAST STARDUST me gusta muchísimo porque Aimer te recuerda que no es sólo una chica que hace música con profundidad, con ese trabajo que tiene un adjetivo que tanto estoy repitiendo, que también sabe hacer rock y que también sabe manejarse en ese tipo de género. Yo lo sé, he escuchado ya las suficientes cosas de ella como para saberlo, pero está bien que te lo recuerde porque menos un par, llevamos unas siete canciones en las que ella se mueve como pez en el agua con su estilo. 

La voz de Aimer se adapta bien a la instrumentalidad, aunque bien es cierto que a veces se queda un poco opacada en ocasiones y que no termina de adaptarse a su potencia, mas en términos generales creo que la voz de Aimer es lo suficientemente gruesa y tiene una fuerza que hace que se adapte bien en casi todo el contexto de la canción. Además, la instrumentalidad también hace por adaptarse a ella, por lo que consigue que todos los elementos -de nuevo- vuelvan a ir a la perfección mientras van pasando sus segundos.

LAST STARDUST es una canción bien compuesta, trabajada y guiada. Es una canción que nos hace un recuerdo de que Aimer sabe moverse por esos elementos más rock que lo visto durante el álbum en términos generales y, además, nos relaja de esa densidad que la propia cantante tiene en sus canciones.
 
10. Brave Shine 


Ahora le toca el turno a Brave Shine, canción que dio nombre al octavo single de la cantante y del cual ya hablé en su día [aquí]. Sinceramente, cuando redirijo a una opinión pasada es porque creo que tiene importancia para ver si he cambiado mucho desde entonces y si no añado nada nuevo es porque la canción se ha mantenido igual, pues con este Brave Shine pasa esto. 

Siento lo mismo que dije en su día aunque sí que es cierto que le añado una cosa, un pequeño detalle: tiene sentido en este álbum. Igual es que DAWN me ha creado ya una esfera total de la artista que ahora siento esta canción con un significado, como si ahora sí es el momento de disfrutarla, de entenderla. Es como si ya hubiese entendido a Aimer, como si ahora ya sí tengo su punto al completo y todo hace que me suene como debe sonarme.

Brave Shine es una canción que disfruto mucho cuando me topo con ella, que me gusta y que a día de hoy no me ha cansado aún, por lo que tiene un buen trabajo detrás que siempre es de agradecer.

11. Kizuna (キズナ) 

Ahora ya estamos en la recta final del álbum y creo que ya se va notando como la energía va ahora en descenso. De primeras, cuando he escuchado de nuevo la canción, me he sentido asustada por la densidad que me ha transmitido cuando Aimer ha empezado a interpretar la pista. Ya sabéis que a mí me gustan las baladas, y mucho, pero no me gustan que sean completamente densas como he pensado que iba a ser este Kizuna. Tiene un inicio denso, muy lento seguido a piano que luego se libera en el primer estribillo y ya a partir de aquí todo se mantiene así. 

Desde ya os digo que no creo que recurra mucho a esta canción. Sí, me es una canción muy bonita, muy bien interpretada por Aimer y muy bien llevada instrumentalmente, sin embargo, a mí me falta algo. Sé que si me la pongo en mi iPod la disfrutaré, cerraré los ojos y me dejaré llevar, mas sé que esta sensación pronto pasará a hacerme sentir cansada, aburrida. No es una canción que para mi gusto esté hecha para disfrutarla mucho y también sé que es una canción que, igual que me ha pasado con Re:far, no ha calado en mí y que pasa sin pena ni gloria. Y es una pena porque es bonita y tiene un sentimiento que se puede disfrutar, pero no consigue removerme nada interiormente ni tampoco consigue hacerse conmigo. 

Es una canción con muchísimos menos detalles que otras, pero que eso no le quita que de nuevo ha sabido colocarlos a la perfección para que sus casi cinco minutos pasen sin aburrirte sin desesperarte por esa lentitud, esa pausa que Kizuna nos ofrece. 

Sin duda, es una canción bonita y que se deja disfrutar con una muy buena interpretación vocal por parte de Aimer que consigue de nuevo darnos la mano para que viajemos por la misma. Se deja disfrutar, pero no marca.
 
12. DAWN 

Y llegamos a la canción que da título a este tercer álbum de Aimer, DAWN, y la cual está a nada de cerrarlo. Una pista que no termino de saber cómo definir, mas creo que eso también es algo positivo si está bien llevado. DAWN no es una balada, pero tampoco es una canción potente de las ya vistas en el álbum, pero sí creo que es una mezcla de ambas cosas porque tiene sus momentos de balada, donde Aimer se deja disfrutar a la perfección con una muy buena interpretación vocal, mas luego rompe esos momentos con una subida de energía que, como suelo decir muchas veces, me limpia y me hace disfrutar muchísimo de ese contraste que crea. Sin embargo, no porque lleve a cabo un contraste -no sutil- significa que su energía, su sentimiento cambie y en DAWN no veo que cambie porque siento que hay cierta sentimentalidad melodramática que se mantiene en toda la pista, la cual, curiosamente la siento más en esos estribillos largos que en el resto de la pista.

En términos generales la canción está muy bien llevada. Me gusta como se ha trabajado la instrumentalidad, como la han guiado para que todos sus elementos sepan nadar hacia el mismo lugar, sabiendo adaptarse los unos a los otros y como se va alternando la importancia de cada uno según el momento en el que nos encontremos. No podemos dejar de lado la parte importante de casi toda la pista: la voz. Está muy bien llevada, muy bien interpretada y muy cuidada en según qué partes, sabiendo mantener el ritmo a pesar de lo complicado que se le hace por los cambios rápidos que se suceden, pero sale más que victoriosa y creo que ha quedado una canción muy a la altura de Aimer.

Llevo ya unas cuantas escuchas de la canción y sigo sin saber qué decir sobre lo que me transmite, mas sé que es una pista que no pesa y que se deja escuchar cuando no sabes qué quieres escuchar porque, al menos a mí, me transmite una tranquilidad y una pausa que nunca está de más disfrutar de vez en cuando. Se agradece.

13. MOON RIVER 

Y cerramos el círculo tal y como lo iniciamos, con MOON RIVER. Tengo que admitir que no sé la razón por la que se me pone la piel de gallina al escuchar esta versión de Aimer, pero empieza y mi cuerpo reacciona así de positivo. 

Igual que dije al principio: Aimer hace una nueva versión preciosa, aquí con más acompañamientos musicales, pero manteniendo esa esencia profunda y que te relaja a más no poder a medida que van pasando esos casi dos minutos. 

Quizá es verdad que corta mucho con la esencia de las dos canciones anteriores, no obstante nos han ido preparando con esa bajada casi total de energía para dar este punto final tan redondo. Me gusta muchísimo esta forma de terminar porque es una versión delicada, sutil y profunda que sabe llegar tras cada escucha. Preciosa. 


Conclusión: 

He tardado más de lo que se merecía este álbum, pero creo que la espera ha merecido la pena y que este álbum tenía que disfrutarse cuando le tocaba. Un álbum sutil, profundo, sentimental, de contrastes, de línea fijas, de detalles... Un álbum de calidad, un álbum cuidado, tal y como veo que Aimer es capaz de hacer.

Entiendo que igual la artista no es para todo el mundo, mas su música es cuidada al detalle y está trabajada con corazón, algo que siempre es de agradecer y que creo que sabe transmitir a aquellas personas que lo disfrutamos. 

Son 55 minutos de álbum y creo que en conjunto es un álbum muy bueno que se disfruta a la maravilla y que tiene joyas que se deberían escuchar, por lo menos, una vez en la vida. Es mi opinión y creo que una hora se debería gastar bien con esta chica haciendo cualquier cosa porque Aimer no pesa, no aburre, no agobia y sabe acompañar muy bien. 

DAWN, un álbum que a mí me ha maravillado más de lo que podría llegar a esperar.


Y por último, como siempre toca para darle mi punto final a la entrada, os dejo con los enlaces de compra por si os ha gustado este tercer álbum de Aimer y queréis apoyar el trabajo que aquí han llevado a cabo:

01. CDJapan: Ed. Regular | Ed. Limitada A | Ed. Limitada B
02. YesAsia: Ed. Regular | Ed. Limitada A | Ed. Limitada B *

* Por el momento no me llevo ningún tipo de comisión para mis compras en la página si compráis el artículo a través del enlace puesto. Y tampoco me hago responsable de las compras que cada uno pueda llevar a cabo desde los enlaces adjuntados.  
** Información extraida de la página oficial del artista.

¡Sígueme en @_Zaibi !